Qué es y cómo funciona el seguro de impago de un alquiler

¿Qué es el seguro de impago de un alquiler?

Son muchos los que deciden alquilar su antigua casa o su segunda vivienda para tener unos ingresos extras. Sin embargo, a veces alquilar un piso trae más disgusto que alegrías cuando no conseguimos que los inquilinos paguen el precio del alquiler. Es por ello de vital importancia hacernos con un seguro de impago del alquiler. En el post de hoy vamos a ver qué es exactamente y cómo funciona este tipo de seguro.

El seguro de impago del alquiler cubre al propietario en caso de impago, daños o desperfectos en el piso, pero también ofrece una amplia cobertura jurídica relacionada con la vivienda alquilada. Además, este tipo de seguro también ofrece cobertura ante los problemas de convivencia del inquilino con el resto de los vecinos.

¿Cómo funciona el seguro de impago en un alquiler?

Para entender bien cómo funciona el seguro de impago de alquiler, debemos detallar ciertas cuestiones. ¡Vamos a ello!

¡Simula gratis tu puntuación de crédito durante 7 días!

En monmia, no solo comparas créditos.
El 59% de los usuarios de monmia ya han calculado su mScore.

  • Calcula tu informe de crédito de 0 a 999
  • Comprueba qué productos se adaptan mejor a tu perfil
  • Entiende por fin cómo te ven los bancos.
SIGUIENTE

Coberturas del seguro de impago

En general, las coberturas del seguro de impago del alquiler son las siguientes. Eso sí, obviamente, consulta primero con las condiciones de cada aseguradora:

1.- Protege al propietario ante los inquilinos morosos que no satisfacen las mensualidades del alquiler. No obstante, el seguro cubrirá un máximo de mensualidades debidas por el inquilino que estarán detalladas en la póliza del seguro.

2.- La compañía aseguradora reclamará a través de abogados al inquilino las mensualidades de alquiler debidas.

3.- La compañía aseguradora llevará a cabo los trámites legales para conseguir una sentencia de desahucio, de forma que el propietario, una vez desahuciado el inquilino, podrá recuperar la casa alquilada.

4.- Reclamación de los daños y desperfecto en la vivienda producidos por el inquilino.

5.- Servicio de defensa jurídica para todas aquellas cuestiones relacionadas con los derechos y deberes del propietario y arrendador de la vivienda.

¿Quién paga el seguro de impago del alquiler?

La ley no dice quién ha de suscribir el seguro de impago del alquiler, si debe ser el arrendador o ha de ser el inquilino. Así, serán las partes quienes pactarán libremente quién deberá pagar el seguro de impago del alquiler.

No obstante, en los últimos años se viene utilizando el seguro de impago del alquiler como aval. Así, en vez de proporcionar un aval para conseguir que el propietario le alquile la vivienda, el inquilino podrá pagar un seguro de impago del alquiler. Además, el seguro presenta ciertas ventajas frente al aval bancario, ya que garantiza el cobro de las mensualidades no pagadas por el inquilino, así como otras eventualidades y, además, es más fácil de conseguir que un aval. Por otro lado, puede ser pagado por el inquilino, pero también el arrendador puede repercutirlo en el precio del alquiler para que éste no vea mermados sus ingresos.

En cualquier caso, a la hora de contratar este tipo de seguros, es necesario acudir a un comparador financiero que nos oferte los mejores seguros y, así, poder elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

¡Compara! Ahorra tiempo y dinero

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

¡Compara en solo 2 min!

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.