Por qué la inteligencia artificial marca la tendencia en banca y fintech en 2020

Uno de los mayores retos de bancos y financieras a la hora de ofrecer préstamos al consumo es poder comprender de forma precisa la solvencia del cliente y evitar posibles riesgos. En los últimos tiempos, esto se ha tratado de calcular en función del análisis de riesgo del cliente, que tiene en cuenta, entre otros, factores como el historial de pagos o el nivel de ingresos del usuario.

No obstante, hoy en día estamos empezando a ver herramientas más sofisticadas para que este proceso de valoración del riesgo sea lo más preciso posible. En 2020, el instrumento que puede aportar mayores progresos en este ámbito es la inteligencia artificial.

En monmia, por ejemplo, un comparador financiero británico que opera en España, utilizan la inteligencia artificial para sacar el máximo potencial al big data y encontrar los productos financieros que mejor encajan con las necesidades de sus usuarios, que a día de hoy suman más de 60.000. Para ello, utilizan un motor de búsqueda basado en inteligencia artificial que es capaz de comprender y mejorar la idoneidad de los resultados encontrados para cada usuario.

Desde el comparador aseguran que un 27% de los usuarios que llegan a monmia buscando un préstamo o un producto de inversión están desatendidos por la oferta actual. La inteligencia artificial y otras nuevas tecnologías pueden abordar algunos de estos matices del sector, y el panorama fintech desempeñará un papel fundamental en la distribución de productos financieros innovadores en este mercado en constante cambio.

En este momento, en banca, los robots ya ayudan con la elección de fondos de inversión, o con el análisis del nivel de riesgo de un cliente para comprobar su idoneidad para un crédito.

Esta última, de hecho, es una de las propuestas comerciales de la fintech monmia, que utiliza la inteligencia artificial también para calcular las calificaciones de crédito de sus usuarios de forma automática, y poder mostrarle así solo resultados de entidades bancarias y productos pertinentes para su búsqueda.

La inteligencia artificial, utilizada en mercados con marcos regulatorios que favorezcan el desarrollo, como puede ser el sandbox, proporciona infinitas posibilidades dentro del sector bancario y financiero, favoreciendo tanto a bancos como consumidores.

2020 es el año en el que España dará la bienvenida al sandbox en España, y previsiblemente lo hará también en muchos otros mercados similares próximamente, lo cual marcará un antes y un después en el desarrollo de la inteligencia artificial en estos países.

Gran parte de los nuevos avances en esta área los encontraremos, no solo en los grandes proyectos tecnológicos desarrollados en la trastienda de los principales bancos, sino dentro del sector fintech y de las nuevas empresas financieras que traen la innovación al sector.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.