cuadro de amortización de un préstamo

El cuadro de amortización de un préstamo es una tabla en la que se representa cómo va evolucionando con el paso del tiempo la deuda que tenemos con la entidad bancaria. Aunque lo cierto es que existen diferentes maneras de amortizar o devolver el dinero que la entidad bancaria o de préstamo nos ha prestado, en España se sigue mayoritariamente el método francés.

Así, el cuadro de amortización es una especie de resumen en el que aparecen todos los pagos que hemos de realizar durante la existencia del préstamo a la entidad bancaria o de crédito en cuestión. Además, en el cuadro de amortización aparecerán lo intereses que hemos de pagar, la devolución del préstamo principal o cuál es la deuda pendiente en cada momento concreto.

Contenido del cuadro de amortización y cómo ha de interpretarse

El cuadro de amortización está formado, habitualmente, por cinco columnas distintas relativas a los cinco extremos siguientes:

  1. Período: colocado normalmente en la primera columna, el periodo hace referencia al período en que el prestatario ha de realizar el pago.
  2. Intereses: colocado en la segunda columna, en ésta se hace referencia a los intereses que el prestatario está obligado a pagar a la entidad bancaria o de crédito en cada período concreto. Así, es necesario que los intereses sean calculados multiplicando el tipo de interés pactado por el capital pendiente. Por ejemplo, si la deuda pendiente para el periodo concreto es de 2.000 euros y en su momento pactamos con el banco un interés del 6%, habremos de pagar unos intereses de 120 euros.
  3. Amortización del capital: ubicado en la tercera columna, este extremo hace referencia a la devolución del préstamo sin tener en cuenta los intereses.
  4. Cuota: ubicada en la cuarta columna, la cuota consiste en la suma de los intereses y la amortización, es decir, la cantidad total que el prestatario ha de pagar al banco.
  5. Capital pendiente de amortizar: en la quinta columna se encuentra el capital que aún está pendiente de amortizar, es decir, la cantidad resultante de restar en cada periodo el capital pendiente del periodo anterior y la amortización del periodo actual. Es decir, si hemos suscrito un préstamo de 12.000 euros y la amortización es de 1.000 euros en cada período, en el período 3 ya habremos pagado 3000 euros, por lo que el capital pendiente será de 9.000 euros, es decir, 12.000 euros menos 3.000 euros.

Ejemplo de cuadro de amortización de préstamo:

Capital del préstamo: 12.000 euros

Período Tipo de interés Amortización del capital Cuota Capital por amortizar
Período 3 (mes 3 de 12) 6% 1.000 1.060 9.000

En cualquier caso, se ha de tener en cuenta que el cuadro de amortización refleja fielmente la situación en los créditos de las hipotecas fijas, pero en el caso de las hipotecas variables, es tan sólo una simulación. Esto es así porque los intereses van cambiando con las fluctuaciones del índice en cuestión y el cuadro de amortización sólo puede hacer una estimación o previsión de los pagos.

Sin duda, lo mejor es optar por un comparador de productos financieros que nos echen una mano en estos menesteres y nos guíen para encontrar el préstamo que mejor se adapta a nosotros.