Los pros y contras de usar tarjetas de crédito en el extranjero

Cada vez las transacciones digitales ganan más terreno a los pagos en efectivo, por lo que es fácil dejarse llevar por las tarjetas a la hora de irnos de viaje al extranjero. Y es que, aunque bien es cierto que la mayoría de países no tienen ningún problema a la hora de aceptar pagos digitales, es conveniente valorar los pros y los contras usar cada método de pago antes de hacer las maletas.

Los pros

En caso de robo, las tarjetas ofrecen más seguridad. Si pierdes o te roban la tarjeta, puedes cancelarla fácilmente o informar a tu banco de que la has extraviado. Si pierdes una gran cantidad de efectivo, poco puedes hacer salvo lamentar la pérdida.

Utilizar efectivo en grandes cantidades puede convertirte en un objetivo para los ladrones. Si sacas un fajo de billetes cuando vas a pagar cualquier cosa, es fácil pensar que eres un turista. Sin embargo, si pagas discretamente con una tarjeta, es mucho menos probable que lo noten.

Las tarjetas son muy prácticas en el sentido de que no tienes que ir a cambiar dinero ni hace falta que busques un cajero automático.

Algunas tarjetas de crédito ofrecen puntos de fidelización cuando pagas en el extranjero. Si viajas fuera con regularidad, puede valer la pena buscar una tarjeta que ofrezca estas recompensas.

Cuando pagas con tarjeta de crédito suelen aplicarte un mejor tipo de cambio que el que te aplicarían si sacas dinero de un cajero o vas a cambiar a una casa de cambio, aunque siempre está bien comprobarlo antes de viajar.

Los contras

Es posible que algunos comercios no acepten tu tarjeta en concreto o que simplemente no acepten pagos con tarjeta, por lo que si no tienes efectivo, no podrás realizar la compra.

Uno de los problemas mas comunes de usar tarjetas en el extranjero son las comisiones. Estas comisiones internacionales pueden ser de hasta el 5% por transacción, por lo que puede valer la pena comprobar bien la letra pequeña de tu tarjeta para asegurarte de cuál es la comisión.

En algunos países, los procedimientos de prevención de blanqueo de capitales requieren presentar algún tipo de documento de identidad al realizar un pago con tarjeta, por lo que se suma el inconveniente de tener que llevar siempre una forma de identificación consigo.

Un último consejo

Algo que a veces se nos olvida es informar al banco de estamos en el extranjero. Hazlo, porque puede que en algunos casos identifiquen tus gastos en otro país como sospechosos y tengas algún problema a la hora de pagar.