Cómo gestionar tu patrimonio correctamente

El concepto de gestión del patrimonio a menudo se asocia exclusivamente con ser millonario o tener un nivel de riqueza fuera de lo común, pero lo cierto es que todos tenemos un patrimonio, grande o pequeño, y todos deberíamos tratar de administrarlo correctamente.

Tanto si ya cuentas con un buen patrimonio como si estás trabajando para conseguirlo, te contamos algunos consejos para gestionarlo correctamente, válidos para todas las edades y niveles de ingresos.

1. Comienza temprano

El consejo número uno para la gestión de la riqueza no está directamente relacionado con el dinero en sí, sino con el tiempo. La herramienta más poderosa para la gestión del patrimonio es el tiempo del que dispongas, y cuanto más tengas, más fácil será ahorrar e invertir.

En igualdad de condiciones, el trabajador que inicia una cuenta de ahorro para la jubilación a los 20 años acumulará mucha más riqueza que su compañero de trabajo que comienza a los 50 años. Y lo que es aún más interesante, el poder de la capitalización significa que el trabajador más joven necesitará apartar mucho menos de su dinero para hacerlo, lo que hace que ahorrar sea mucho más fácil.

2. Aprende por ti mismo

Uno de los mayores obstáculos en el mundo de la gestión de patrimonios es el factor de intimidación. Es fácil pensar que la inversión y la gestión del patrimonio son simplemente demasiado complicadas para que la gente común las entienda y que la única opción es contratar a un asesor financiero.

Los asesores financieros tienen su lugar, sin duda, y son profesionales cuya ayuda es necesaria en ciertas ocasiones, pero cuando hablamos de gestión básica de patrimonio, no es necesario tener muchos conocimientos técnicos, sino tratar de autoformarse uno mismo. Tanto si trabajas con la ayuda de un asesor como si lo estás haciendo todo por ti mismo, comprender los conceptos básicos te convertirá en un mejor inversor.

3. Estima tus ingresos

La creación de riqueza no viene de la nada. Tienes que saber de qué partes para poder calcular cuánto podrás ahorrar. Tanto si lo que buscas es una jubilación cómoda o pagar los estudios de tus hijos, intenta hacer el cálculo de lo que buscas ahorrar y de cuánto necesitarás para conseguirlo.

Existen herramientas y calculadoras que puedes usar para estimar los ingresos que puedes mantener, como la calculadora de cuentas de ahorros de monmia.