¿Cómo funcionan los intereses de las cuentas de ahorro?

0
45
tipos de cuenta de ahorro

Si estás pensando ahorrar para unas vacaciones, un evento importante o simplemente como una red de seguridad contra gastos inesperados, es posible que te preguntes cómo funcionan los intereses de la cuenta de ahorros. Exploremos….

¿Cómo funciona el interés de los ahorros?

Cuando tienes dinero en una cuenta de ahorros, recibes un crédito conocido como interés, basado en la cantidad de dinero que tienes y la tasa porcentual a la que te lo pagan. Lo que ocurre en este proceso es que el banco está pidiendo prestado tu dinero durante un tiempo y por eso te paga por ello. Hay tres tipos de interés que se pueden aplicar:

Interés compuesto: normalmente se paga de forma anual y los intereses se van acumulando sobre los del periodo anterior. Es una gran manera de hacer crecer tu dinero durante un periodo de tiempo más largo, pero obviamente, lo perderías si cambiaras de banco.

Interés anual:  se paga cada año, generalmente cuando la cuenta de ahorros expira o se renueva.

Interés mensual: se aplica todos los meses, generalmente a las cuentas corrientes que pagan intereses, y puede ser una forma rápida de generar ingresos.

Al comparar las cuentas de ahorro, las tasas de interés generalmente se muestran como una Tasa Equivalente Anual o Tasa Anual Efectiva (TAE), que indica el porcentaje que ganarías al cabo de un año.

Los tipos de cuenta de ahorro más ventajosos

En el mercado puedes encontrarte diferentes tipos de cuentas de ahorro, y las que más beneficios suelen ofrecer suelen ser:

– Las que ofrecen interés compuesto.

– Las que ofrecen mayores ventajas a los clientes que ya tienen otra cuenta en el banco.

– Las cuentas a plazo fijo, es decir las que no te permiten sacar tu dinero durante una cantidad fija de tiempo, normalmente a largo plazo

– Los que ofrecen una tasa alta pero sólo en cantidades más pequeñas, como las cuentas corrientes o los incentivos gubernamentales que sólo recompensan hasta un cierto límite. En estos casos lo más recomendable sería repartir sus ahorros entre varios productos.

Otras consideraciones

Lo importante a tener en cuenta a la hora de contratar una cuenta de ahorro es que, si su tipo de interés parece competitivo, puede ser porque es variable o porque tiene un bono de primer año. Ten en cuenta que cuando la bonificación disminuya o la tasa de interés disminuya, tus ingresos de ahorros cambiarán, así que prepárate para comparar precios y mover tu dinero si es necesario.

Del mismo modo, si eliges una cuenta de tipo fijo, tus tasas de interés pueden ser más altas, pero si las tasas aumentan repentinamente en el mercado, tú no percibirás este beneficio. También puede que te penalicen si quieres acceder a tus fondos antes de que la cuenta venza, así que deja fuera del plazo fijo al menos una porción razonable disponible para emergencias.