Tarjeta de crédito comercial

Mantener las finanzas personales al día puede ser dar algunos quebraderos de cabeza, especialmente cuando llegan imprevistos. Y es que cuando tenemos que hacer malabares con el dinero, a veces es difícil pasar por alto un pago o desviarse de lo importante. Esto se vuelve aún más complejo cuando la situación financiera incluye préstamos, pagos con tarjeta de crédito o reembolsos financieros a largo plazo. Afortunadamente, aquí es donde la consolidación de la deuda puede ayudarte.

¿Qué es la consolidación de deudas?

A lo mejor has escuchado la frase ‘consolidación de deuda’ antes, pero puede que no sepas exactamente lo que es. Pues es muy fácil: la consolidación de deudas generalmente se refiere al proceso de obtener un préstamo para pagar todas (o una gran parte) de sus deudas pendientes. Básicamente, esto resultará en que podrás pagar una serie de deudas – normalmente sin garantía – a la vez, dejándote con menos pagos que hacer cada mes. También puedes trabajar con un proveedor para obtener un préstamo a una tasa de interés más baja, lo que aliviará la carga financiera.

¿Cuáles son las ventajas?

La consolidación de la deuda normalmente es más adecuada para personas con múltiples deudas, especialmente si algunas de ellas tienen tasas altas de interés. Si tienes dificultades para pagar estos préstamos o si los pagos salen de tu cuenta en varios momentos durante el mes, entonces esto podría estar causando estrés adicional que la consolidación de deudas podría ayudar a eliminar.

Al consolidar tus préstamos, también podrías mejorar tu mScore. Esto te permitirá obtener mejores ofertas en cosas como hipotecas, y te ayudará cuando trate de obtener una tarjeta de crédito.

¿Cómo debe dar prioridad a los pagos?

Generalmente, la mejor opción es tratar de pagar (en su totalidad, si es posible) cualquier deuda con altas tasas de interés. Cuanto antes puedas quitar estos pagos de tu deuda, mejor será tu situación. Sin embargo, puede haber otras consideraciones, un préstamo que necesitas devolverle a un familiar, por ejemplo, que crees que requieren tu atención inmediata. Sin embargo, vale la pena pensar cuidadosamente sobre el mejor uso del dinero de tu préstamo antes de comprometerte a cualquier gasto.