Usura: los mejores préstamos para no caer en esta trampa

Cuando recurrimos a una fuente de financiación externa lo más lógico y normal es que la entidad o persona que nos presta el dinero nos cobre por ello una serie de intereses. Pero puede llegar a ocurrir que esa cantidad que nos quieren cobrar sea excesiva, es entonces cuando podemos hablar de usura.

Cuando recurrimos a una fuente de financiación externa lo más lógico y normal es que la entidad o persona que nos presta el dinero nos cobre por ello una serie de intereses. Pero puede llegar a ocurrir que esa cantidad que nos quieren cobrar sea excesiva, es entonces cuando podemos hablar de usura.

Ahorra 128€ de media en tu Préstamo comparando en nuestro buscador

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

  • Solicita de 1.000 a 50.000 euros
  • Desde 1 año a 8 años
  • Desde 5% TAE
¡Compara Préstamos Personales: en solo 2 min!

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo

¿Qué es la usura?

Los préstamos usureros son más habituales de lo que se cree. La práctica de la usura ya era algo frecuente en la antigua Grecia, y se acentúa más en épocas de crisis, puesto que la gente tiene mayor necesidad de financiación.

Se entiende que hay usura cuando los intereses asociados a un préstamo son tan elevados que se consideran manifiestamente injustos.

En España tenemos una legislación específica para este tema, se trata de la Ley de Usura de 1908. Según la misma, se entiende que hay usura cuando los intereses son notablemente superiores a lo habitual y desproporcionados. Sin embargo, no establece un porcentaje concreto a partir del que se pueda considerar que un préstamo es usurero.

Esta práctica no está configurada como un delito, pero las víctimas de los préstamos con intereses demasiado elevados pueden recabar la tutela judicial. Si un tribunal entiende que se están cobrando más intereses de los debidos, declarará la nulidad de los mismos.

¿Cómo evitar caer en la usura?

La mejor forma de no ser víctima de un préstamo con intereses desproporcionados es informarse muy bien antes de contratar.

Hoy en día tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de préstamos rápidos a los que se puede acceder sin papeleo. Este es un producto de financiación muy controlado legalmente y en el que es difícil que se produzca usura, pero más vale prevenir antes que curar.

Una buena forma para evitar disgustos es hacer una comparativa de préstamos para conocerlos más en profundidad. Por muy urgente que sea la necesidad de financiación, dedicar unos minutos a informarse sobre las diferentes alternativas puede marcar la diferencia entre escoger un préstamo rápido adecuado o escoger el producto menos adecuado para tu perfil de cliente.

Los tribunales se encargan de luchar contra la usura a medida que van conociendo los diferentes casos que llegan ante ellos, pero también nosotros podemos luchar contra este abuso si nos aseguramos de no contratar productos que no entendemos y nos informamos bien sobre todas las condiciones y cláusulas asociadas al préstamo que nos interesa.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.