¿Cuándo son rentables los gastos de subrogación de una hipoteca?

Antes de tomar la decisión de cambiar de entidad bancaria la hipoteca conviene valorar si son rentables los gastos de subrogación de una hipoteca.

Cambiar la hipoteca de banco (conocido como subrogación) es posible en cualquier momento, pero debemos tener en cuenta que este proceso no suele ser gratuito. Antes de tomar la decisión de cambiar de entidad bancaria conviene valorar si el ahorro que vamos a obtener compensa los gastos de subrogación de hipoteca que vamos a tener que asumir para hacer el trámite.

¿Qué gastos conlleva una subrogación de hipoteca?

Para saber si son rentables los gastos de subrogación de una hipoteca primero debes saber qué gastos tenemos asociados exactamente en cada caso.

Aquí tienes un artículo detallado sobre los gastos de subrogación de hipoteca, pero en aras de la concisión, en este artículo vamos solo a repasarlos de manera genérica.

Para empezar, si se cambia el préstamo hipotecario de banco hay que hacer una nueva escritura pública que recoja las condiciones acordadas, esto implica que habrá que abonar los honorarios notariales la correspondiente inscripción en el Registro de la Propiedad y la tasación.

En cuanto a quién paga los gastos de subrogación de la hipoteca, la nueva legislación hipotecaria no es clara. Pero parece que se deben aplicar aquí los mismos criterios que cuando se firma una hipoteca nueva, de forma que el banco se hace cargo de los gastos de notario y de gestoría, mientras que el cliente paga los gastos de tasación.

Por lo que se refiere a los impuestos por subrogación de hipoteca, en estos casos no hay que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Comisiones de la subrogación

Uno de los gastos de subrogación de la hipoteca que hay que valorar son las comisiones. En una hipoteca de interés variable, la comisión máxima será del 0,25 % si la subrogación se da durante los tres primeros años o del 0,15 % en los cinco primeros años. En cualquier caso, agotado el plazo pactado ya no se podrá cobrar comisión.

Para las hipotecas a tipo fijo, la comisión es de un 2 % si la subrogación se da en los 10 primeros años de vida del préstamo y del 1,5 % durante el resto del plazo.

¿Es posible la subrogación de hipoteca sin gastos?

Es posible, pero solo en casos muy concretos. En aquellos supuestos en los que se tenga una hipoteca a tipo variable y ya se haya extinguido el plazo durante el que el banco puede cobrar comisión (y si además el nuevo banco se ofrece a cubrir todos los gastos asociados a la tramitación, incluida la tasación).

En general es muy complicado conseguir una subrogación hipotecaria sin gastos. Por eso, es importante valorar si lo que te ofrece otro banco compensa ese gasto que vas a tener que hacer. Como siempre, lo mejor es que antes de tomar tu decisión hagas una comparativa y te informes bien de las condiciones de hipoteca que te ofrece cada entidad. Es la única manera de saber en cada caso si son rentables los gastos de subrogación de una hipoteca en un nuevo banco.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.