Transferencia bancaria: comisiones más habituales en los bancos españoles

La transferencia bancaria es una de las operaciones más habituales en los bancos españoles. Implica algo tan sencillo y tan rápido hoy en día como mandar dinero de una cuenta a otra, pero al realizar una acción de este tipo nos podemos encontrar con que nuestro banco nos cobre una comisión. Por este motivo hoy analizamos una transferencia bancaria y sus comisiones más habituales.

A partir de enero de 2020 ciertos bancos en España modificarán su política de comisiones, por lo que es un buen momento para plantearse cambiar de banco si el nuestro nos cobra comisiones, por ejemplo, por hacer transferencias.

Cuentas Bancarias

Compara las Mejores Cuentas Bancarias y elige la que mejor se adapta a ti.

  • Compara las Mejores Cuentas Bancarias.
  • Elige de forma independiente la que mejor se adapta a ti.
  • Contrata tu nueva Cuenta Bancaria y empieza a ahorrar (o incluso a ganar dinero).
¡Comparador de Cuentas Bancarias

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo

Comisiones asociadas a las transferencias bancarias

  • Por transferencia nacional entrante: implica que quien recibe el dinero en su cuenta va a tener que pagar un coste por ello.
  • Por transferencia nacional saliente: aquí el que paga la comisión es quién quiere transferir el dinero. Esta comisión es mucho más habitual que la anterior.
  • Por transferencia internacional entrante: es igual que en el primer caso, pero se aplica si el dinero recibido proviene de una cuenta no radicada en España.
  • Por transferencia internacional saliente: se cobra a quien desde su cuenta en España quiere transferir dinero a una cuenta fuera de territorio nacional.
  • En algunos casos también se aplican comisiones por hacer la transferencia de un determinado modo, por ejemplo por hacerla en la sucursal en lugar de a través de la plataforma digital del banco.

Transferencia bancaria: comisiones más habituales

La cuantía de la comisión aplicada varía de un banco a otro, pero la media está en torno a un 0,36 % de la cantidad transferida con un mínimo de 4,53 €.

Tratándose de transferencias fuera de la Zona Euro o que superen los 50 000 €, lo más común es que siempre se cobre comisión y que esta sea un tanto por ciento de la cantidad transferida.

¿Se pueden negociar las comisiones por transferencia?

Como clientes tenemos más poder de negociación del que cabría pensar, así que siempre es una buena alternativa hablar con el banco para intentar eliminar esta comisión o, al menos, reducirla lo máximo posible.

Eso sí, en la mayoría de los casos la eliminación de la comisión suele llevar aparejada una vinculación extra, como contratar una tarjeta de crédito o domiciliar recibos. Hay que valorar si estas vinculaciones de más suponen un coste, ya que puede ocurrir que el cliente acabe pagando más por la comisión asociada al producto vinculado que por las transferencias.

Pero también existe otra posibilidad, y es la de pasarse a bancos que no cobran comisiones por transferencias, que cada vez son más numerosos. Eso sí, antes de contratar una nueva cuenta corriente, te recomendamos hacer una comparativa para conocer mejor lo que te ofrece cada banco en cuanto a comisiones y servicios

Cuentas Bancarias

Compara las Mejores Cuentas Bancarias y elige la que mejor se adapta a ti.

  • Compara las Mejores Cuentas Bancarias.
  • Elige de forma independiente la que mejor se adapta a ti.
  • Contrata tu nueva Cuenta Bancaria y empieza a ahorrar (o incluso a ganar dinero).
¡Comparador de Cuentas Bancarias

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.