Qué son los microcréditos y en qué situaciones conviene solicitarlos

¿Te estás planteando contratar un microcrédito? Hoy te contamos cuándo pedir un microcrédito y en qué situaciones conviene solicitarlos.

Los microcréditos son un producto de financiación que se ha hecho muy popular en los últimos años. Se caracterizan por ofrecer pequeñas cantidades de dinero que deben devolverse a corto plazo. Hoy te contamos cuándo pedir un microcrédito y en qué situaciones conviene solicitarlos.

Ahorra 128€ de media en tu Préstamo comparando en nuestro buscador

Te mostramos resultados personalizados entre los más de 100 productos disponibles de nuestros más de 30 proveedores.

  • Solicita de 1.000 a 50.000 euros
  • Desde 1 año a 8 años
  • Desde 5% TAE
¡Compara Préstamos Personales: en solo 2 min!

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo

Características de los préstamos rápidos

Uno de los elementos que define a este producto de financiación es que es mucho más accesible que un préstamo bancario. La petición se puede hacer directamente online y el solicitante sabe en apenas unos minutos si se le concede o no el minicrédito. En caso de que la respuesta sea positiva, el dinero se transfiere a la cuenta en apenas unas horas.

Otro aspecto que caracteriza a estos préstamos es que no se exige ningún tipo de aval y los requisitos a cumplir son mínimos. Normalmente basta con estar dentro de los límites de edad mínimos y máximos fijados por el acreedor, tener residencia en España, dar un número de teléfono móvil para comunicaciones y acreditar que se tiene algún tipo de ingreso.

¿Cuándo pedir un microcrédito?

Por su propia naturaleza, estos préstamos están orientados a cubrir necesidades de financiación puntuales.

La entidad de crédito no pregunta en ningún momento al solicitante para qué quiere el dinero, por lo que se puede usar para cualquier cosa.

Entre las razones más habituales para solicitar un minipréstamo están hacer frente a reparaciones en el coche o en casa, pagar unas vacaciones, tener dinero disponible para asistir a una boda, pagar algún tipo de curso o formación o comprar un equipo informático para un negocio, por ejemplo.

Ventajas y desventajas de los minicréditos

Lo bueno de un minicrédito es que la tramitación es muy rápida, no hay que dar explicaciones, no hace falta aval, se puede obtener incluso estando inscrito en ASNEF o similares (en la mayoría de los casos) y el dinero se recibe en poco tiempo.

Pero también hay algunos inconvenientes y riesgos asociados a los microcréditos. Para empezar, la cantidad que se puede pedir no es muy alta, suele oscilar entre los 300 y los 1000 €. El plazo de devolución es corto (la media está entre uno y tres meses), y los intereses aplicados son más altos que en los préstamos personales bancarios. Además, los intereses de demora son bastante elevados.

Está claro que los préstamos rápidos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, por eso es recomendable informarse bien antes de contratar. Una buena forma de obtener toda la información necesaria para hacer una elección inteligente es realizar una comparativa de microcréditos.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.