Qué gastos tiene la subrogación de Hipoteca

La subrogación de la hipoteca es una operación financiera que tiene por objetivo realizar un cambio de entidad bancaria (acreedor) o realizar la sustitución del titular de la hipoteca, es decir, el deudor.

Cuando se produce la subrogación del deudor se sustituye al titular de la hipoteca por otra persona, siendo el comprador de la vivienda quien asume la posición del deudor hipotecaria tras la compra del inmueble en cuestión. Esta es una manera de ahorrarse la firma de una nueva hipoteca, siempre que las condiciones de la hipoteca del vendedor convenzan al comprador. Sin embargo, aunque puede resultar una buena solución, lo cierto es que tiene ciertos límites, como que el comprador que se va a subrogar en la posición jurídica del deudor no puede escoger el banco con el que constituir la hipoteca, no puede negociar las condiciones de la hipoteca y tampoco podrá reclamar los gastos de formalización de la misma.

¿Qué gastos lleva aparejados la subrogación hipotecaria y quién debe pagarlos?

La subrogación no es una operación gratuita, por lo que se deberán hacer frente a ciertos gastos entre los que se encuentran los siguientes:

1. Comisiones de la subrogación de hipoteca

Normalmente en las hipotecas existe una cláusula que establece una comisión que se aplicará en caso de subrogación que está limitada por Ley. En cualquier caso, dependiendo de cuándo se formalizó la hipoteca, estas comisiones podrán ser de entre el 1%, cuando la hipoteca se formalizó antes de 2003, y el 0,5%, cuando la hipoteca se formalizó entre 2003 y 2007.

Para las hipotecas formalizadas después de 2007 la comisión será de máximo 0,5%, aunque el máximo será de 0,25% cuando la subrogación se produce después de los 5 primeros años de la hipoteca. Esta comisión únicamente se paga por el deudor hipotecario al pasar de una entidad bancaria a otra.

2. Gastos notariales y registrales

La subrogación conlleva una serie de gastos en la Notaría y en el Registro de la Propiedad por la formalización de la nueva hipoteca y por la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad. Estos gastos serán costeados, en el caso de la Notaría, el que se subroga, y en el caso del Registro de la Propiedad, quien inscribe la nueva hipoteca.

3. Gastos de tasación

La vivienda se deberá tasar dentro de los últimos seis meses antes de que se produzca la compraventa, debiéndose hacer cargo de estos gastos. No obstante, sólo estás obligado a pagar la nueva tasación en caso de no cumplir con el plazo de seis meses.

¿Cuándo conviene subrogarse?

Sin duda, para poder responder a esta pregunta, lo ideal es comparar las condiciones de la hipoteca en la que pretendemos subrogarnos y las condiciones que ofrecen las entidades bancarias respecto de las hipotecas en el momento concreto. Para ello, lo mejor es acudir a un comparador de productos financieros y ver qué opción es la que más se ajusta a nuestras necesidades.

Comparador de Hipotecas

Encuentra tu hipoteca entre los principales proveedores.

  • Comparador de Hipotecas Fijas y Variables
  • Presolicita con todos los proveedores
  • Elige la oferta que más se ajuste a ti
  • De 50.000€ a 500.000€ euros de financiación
¡Comparador de Hipotecas: en solo 2 min!

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.