¿Qué es una subrogación de hipoteca?

Gracias a la subrogación de hipoteca tienes la opción cambiar de entidad bancaria si encuentras otra que te ofrezca mejores condiciones.

En anteriores artículos del blog de monmia hemos hablado de los gastos de la subrogación y cuándo sale rentable hacerla, pero hoy vamos a dedicarnos a explicar qué es una subrogación de hipoteca exactamente y cómo se hace.

Un préstamo hipotecario suele tener varios años de duración, pero eso no quiere decir que debas permanecer vinculado al banco durante todo ese tiempo. Gracias a la subrogación de hipoteca tienes la opción cambiar de entidad bancaria si encuentras otra que te ofrezca mejores condiciones.

¿Qué es la subrogación de hipoteca?

La subrogación es un cambio en alguno de los sujetos que forman parte del préstamo hipotecario. Puede implicar un cambio en el deudor, esto ocurre si vendes tu casa y el comprador decide quedarse con la hipoteca que tenías concedida.

Pero en este caso nos vamos a centrar en la subrogación que implica un cambio en el acreedor. Es decir, aquellos supuestos en los que decides llevarte tu préstamo hipotecario a otro banco que te ofrezca condiciones más ventajosas.

¿Cómo se hace una subrogación de hipoteca?

Es importante que sepas que para hacer este trámite no necesitas ningún tipo de permiso de tu banco. Si ves que en el mercado hay ahora hipotecas con mejores condiciones que la tuya, es hora de empezar a buscar.

Una buena forma de comenzar la tarea de investigación es hacer una comparativa de hipotecas. Esto te permitirá informarte rápidamente de las ofertas más interesantes del mercado. Una vez que las conozcas tendrás más claro con qué bancos tienes que ir a hablar sobre la subrogación de hipoteca.

Cuando hayas negociado con el banco que más te interesa, es importante que este te dé por escrito una oferta vinculante que recoja las condiciones que te ofrece. Este documento debes presentarlo en tu banco actual para que lo examine.

A partir de ese momento tu entidad bancaria tiene un plazo de 15 días para presentar una oferta que sea igual o mejor que lo que te ofrece el otro banco. Si no es capaz de hacer una contraoferta, entonces eres libre para iniciar los trámites y llevarte tu hipoteca a otro banco.

La subrogación de hipoteca es un proceso que se ha simplificado con la nueva legislación hipotecaria y que te permite obtener mejoras en tu préstamo hipotecario como una reducción de los intereses, una ampliación del plazo o una menor vinculación con el banco.

Comparador de Hipotecas

Encuentra tu hipoteca entre los principales proveedores.

  • Comparador de Hipotecas Fijas y Variables
  • Presolicita con todos los proveedores
  • Elige la oferta que más se ajuste a ti
  • De 50.000€ a 500.000€ euros de financiación
¡Comparador de Hipotecas: en solo 2 min!

8 de cada 10 usuarios volverían a comparar con monmia antes de contratar un préstamo

No obstante, conviene que no olvides que este trámite tiene algunos costes asociados. En la mayoría de los casos deberás abonar el importe de la tasación que será necesaria para que otro banco te puede hacer una oferta vinculante.

Sopesa los gastos de la subrogación con los beneficios que vas a obtener y así podrás saber si es la mejor opción en tu caso.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.