Hipoteca verde: qué es y qué ventajas tiene

Las hipotecas verde tienen en cuenta cuestiones de actualidad, como el respeto al medio ambiente. Te contamos en qué consisten.

En el mercado inmobiliario encontramos no pocos préstamos hipotecarios que tienen el objetivo de ofrecer financiación a los clientes para poder adquirir una vivienda. No obstante, cada vez encontramos más productos de financiación en el mercado que tienen en cuenta cuestiones de candente actualidad como es el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad. Así, existen préstamos como las hipotecas verdes.

¿Qué es una hipoteca verde?

Las hipotecas verdes son un préstamo hipotecario responsable con el medio ambiente cuyas condiciones estarán supeditadas a las características del inmueble que se va a comprar, en concreto, a la eficiencia energética del mismo y la sostenibilidad de sus instalaciones.

Así, con las hipotecas verdes se pretende combatir el despilfarro energético y otras cuestiones medioambientales como el calentamiento global, teniendo en cuenta que en Europa más del 40% del consumo eléctrico es el destinado a los hogares, los cuales producen más del 35% de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero. Además de luchar por el medio ambiente, las hipotecas verdes se perfilan como productos financieros más baratos que promueven construcciones más sostenibles y eficientes energéticamente hablando.

¿Qué ventajas tiene una hipoteca verde?

Como ya hemos adelantado, las hipotecas verdes cuentan con no pocas ventajas. Algunas de las más importantes son las siguientes:

  • Mejores tipos de interés: a mayor eficiencia energética del edificio, menor será el diferencial de la hipoteca. Así, será de un 1% para la certificación más alta o A+ y de 1,24% en el caso de la certificación más baja o G.
  • Hipotecas más baratas: normalmente las hipotecas verdes son más baratas que las hipotecas convencionales, ya que la entidad bancaria entiende que, al vivir en un edificio con mayor eficiencia energética, el consumo eléctrico será menor. Basándose en esto, los bancos presuponen que el ahorro en electricidad sirve como garantía del pago de la hipoteca.
  • Inversión en el valor de la vivienda: este tipo de préstamos hipotecarios abogan por mejores y más sostenibles viviendas que, además, aumentarán el valor de las mismas.
  • Cuidado del medio ambiente: estas hipotecas promueven la compra de viviendas con mayor eficiencia energética, reduciéndose el consumo eléctrico y, por tanto, reduciéndose las emisiones de gases de efecto invernadero y CO2.

En el mercado encontramos no pocas entidades bancarias que se han sumado a la oferta de hipotecas verdes. Al ser un producto relativamente nuevo, lo mejor para acertar con la elección es utilizar un buen comparador financiero que, analizando todas las hipotecas verdes del mercado, nos oferte aquellas que mejor se adapten a nosotros.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.