Extinción de condominio: qué es y en qué me afecta

El condominio es un derecho de propiedad sobre un bien mueble o un bien inmueble que corresponde a varias personas. Este concepto es muy común en el caso de la sociedad de gananciales entre dos cónyuges, donde, por ejemplo, la vivienda familiar pertenece a ambos. También es un caso muy común entre varios herederos de un bien inmueble cuando pretenden dividir esa propiedad.

¿Por qué se extingue el condominio?

La extinción del condominio conlleva la disolución del condominio, el cual deja de existir. Sin duda, es una buena opción para aquellas parejas que quieran divorciarse o separarse, quienes pueden acudir ante el Notario y pactar la extinción del condominio, conllevando éste unos costes fiscales mucho menores.

Sin duda, la extinción del condominio es una forma práctica de dividir cualquier comunidad o copropiedad de bienes. De acuerdo con lo establecido en el Código Civil cualquier copropietario podrá exigir en cualquier momento la división de la cosa común. No obstante, los copropietarios no podrán solicitar la división de la cosa común cuando al hacerlo ésta se convierta en inservible. Es lo que ocurriría, por ejemplo, con un piso.

Así, cualquier pareja puede solicitar la extinción del condominio respecto de la vivienda familiar, de forma que habría dos opciones:

  1. Adjudicar la vivienda a una de las partes, estando la otra parte obligada a dar una contraprestación.
  2. Enajenar o vender la propiedad en caso de que las partes no lleguen a un acuerdo sobre a quién se adjudicará la vivienda y repartir por partes iguales el precio de la venta.

¿Qué gastos lleva implícitos la extinción del condominio y quién debe pagarlos?

La extinción del condominio lleva aparejados una serie de gastos y tributos. Son los siguientes:

1. Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados

La extinción del condominio no es considerada como una transmisión patrimonial, por lo que únicamente tributa por el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, por lo que los gastos fiscales suponen entre el 1% y el 1,5% del valor de la casa, dependiendo de la Comunidad Autónoma en que radique. Este impuesto deberá ser costeado por el solicitante de los actos jurídicos como escrituras notariales y otros documentos.

2. Gastos notariales

Los gastos notariales derivados de la operación, es decir, los honorarios del notario en cuestión deberán ser pagados por quien solicite la escritura.

3. Plusvalía municipal

Este gasto no tendrá que costearse al no considerarse la extinción del condominio como una transmisión patrimonial.

4. Impuesto de la renta sobre Personas Físicas

De acuerdo con la Ley del IRPF la extinción del condominio no supone ninguna alteración en el patrimonio, por lo que no hay ningún tipo de incremento o disminución y no hay que tributar esta operación por IRPF.

Programa de Bienestar Financiero de monmia

¿Cómo alcanzar tu Bienestar Financiero?

Nuestro equipo de expertos ha preparado un programa completo de optimización de finanzas personales adaptado a todos los perfiles: no importa si tus ingresos son bajos o altos, si necesitas un crédito o si lo que buscas es hacer crecer tu patrimonio. También adaptamos tu Plan de Bienestar Financiero a tu nivel de conocimientos, para que recibas solo la información que realmente necesitas.

  1. Suscríbete al plan que más se adapte a ti
  2. Rellena tu perfil y recibe tus contenidos
  3. ¡Comprueba lo que te ahorras!

Y si no te convence, puedes cancelar cuando quieras.

¡Seleccione su plan financiero personalizado!




Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.