Cuándo es posible cambiar la hipoteca de banco

¿Has oído hablar de que se puede cambiar la hipoteca de banco pero no estás seguro de cómo? Te contamos cómo y cuándo puedes cambiar tu hipoteca.

¿Te preguntas cuándo es posible cambiar la hipoteca de banco? De entre las muchas maneras que tienes de ahorrar en tus gastos habituales, cambiar hipoteca de banco puede ser una de las mejores decisiones. Es un proceso mucho más sencillo de lo que parece y, aunque lleva costes asociados, si encuentras una buena oferta por parte de otra entidad bancaria, puedes ahorrar una interesante cantidad a lo largo de toda la vida del préstamo hipotecario.

Cambios con la nueva Ley Hipotecaria

Los cambios en la legislación hipotecaria han hecho que ahora para el consumidor sea mucho más accesible la opción de cambiar la hipoteca de banco. Ahora es el cliente el que tiene la última palabra para decidir si se queda con su actual banco o se va con otro que le ofrezca mejores condiciones.

¿Cómo cambiar la hipoteca de banco?

Lo que se produce en este caso es una subrogación del acreedor. Esto quiere decir que vas a cambiar el banco al que le debes el dinero.

Las razones para hacer este cambio van desde obtener un ahorro en los intereses a conseguir bajar la cuota mensual de la hipoteca o ampliar el plazo de amortización. Por tanto, es una alternativa muy interesante si necesitas disponer de más dinero en efectivo cada mes o ves que tu hipoteca empieza a pesar demasiado en tus gastos mensuales.

Lo aconsejable en estos casos es que hagas una comparativa de hipotecas para ver qué te ofrece cada entidad. A continuación, escoge las que tengan mejores condiciones y ve a hablar con ellas. Consigue que te den una oferta por escrito y preséntala en tu banco actual.

La entidad con la que tienes ahora mismo tu hipoteca tiene 15 días para hacer una contraoferta. Si no puede igualar las condiciones de la competencia o darte algo mejor, eres libre de marcharte.

¿Cuánto cuesta cambiar la hipoteca de banco?

A la hora de calcular lo que vas a ahorrar al llevarte la hipoteca de un banco a otro ten en cuenta que esta operación tiene costes asociados. Lo más normal es que tengas que pagar el coste de la tasación de tu vivienda.

Y también es posible que tengas que pagar una comisión al banco con el que vas a dejar de trabajar. Por eso, no es aconsejable afrontarla si te quedan pocos años por pagar, ya que apenas obtendrás ahorro.

Lo mejor es hacerlo durante los primeros años de vida del préstamo. La comisión a aplicar depende de si pasas de tipo fijo a variable o viceversa, de si te quedas con el mismo tipo, y del momento en que firmaras tu hipoteca. Por eso, revisa bien tu escritura de constitución de hipoteca y haz los cálculos antes de tomar tu decisión.

Ahora que ya sabes cuándo es posible cambiar la hipoteca de banco, sigue naveagando por el blog para encontrar otros artículos útiles.





Descargo de responsabilidad:
Este artículo es meramente informativo y no debe tomarse como un asesoramiento formal. Es importante leer con detenimiento las condiciones de cada producto antes de contratar y buscar la ayuda de un asesor profesional en caso de duda. Para los préstamos personales, es importante calcular el total a devolver, y en el caso de inversión, se debe tener en cuenta que las fluctuaciones del mercado pueden suponer un riesgo de pérdida sobre el capital invertido.